On editing

(texto en español abajo)

“All are good friends but when you get into the Ring they even take your little bench away”, Ringo Bonavena (an argentine boxer 1942-1976).

This kind of feeling is what I have when I am alone editing my own work. After all you are alone as when you were working shooting pictures. The problem is that it is easier to take pictures than it is to edit them. At least for me. You have the impulse to take the photos but editing them are other business. You need to be cold. You need to eliminate doubts. In my own case I ask for help from some people, generally colleagues, but sometimes this can complicate the thing cause the very opposite opinions. A lot of blogs commented that all people have cameras in their phones, and all can be photographers. I think the spot news aspect is lost. Somebody made a very bad photo, but the only photo on the right place and time is the best. But we have too the visual narration, the stories, some themes that need to be told. The media can’t rest only on citizen journalism. There are very good professionals. And they are not only good at shooting, they are good at editing their work. I brazenly asked to some reputed photographers about the process of editing their own work. I have edited the work of others and for me it is easier, the problem is with your own work.
The replies shows that the process of editing is really personal and that there are no magic recipes. For me, It continues being very interesting and productive known how others do they editing.
Hemingway said that what he wrote is like the visible part of an iceberg, you know, the big part are under the water and is no visible. Truman Capote referred about the work he did for In Cold Blood: “I built an oak and reduce it to a seed”. I think that this quotes from literature are very descriptive of the sensation we have when we are editing our photos if we did our job well.
There were some kind excuses from some of the photographers I asked. Some are very busy or have these kinds of questions asked everyday (sorry for imposing this again in your life). A few photographers replied to my questions and I am very very thankful because I know they are expending a lot of valuable time for me, a perfectly unknown person to the rest of the world. I have pasted down here the questions and the replies. Some are not point to point. The photos are linked to the photographer’s website, so everyone can learn something from them through the photos, in addition to the replies. I asked mostly magazine and agency photographers. I would like to get more replies from street photographers, art world protagonists or newspapers photographers. But first come our families and work and this moment of the year are full of both. So maybe I can have a second opportunity with their replies in the future, who knows?
This are my questions

1- What does the editing process mean to you?
2- How do you face your own edit work?
3-What limits you impose to editing your own work?
4-How important is time for you during the editing process?
5-When you feel you need others opinion?
6-How many people (colleagues, family) do you ask for help to make your edit?
7-What is the most difficult part of editing your own work?
8-How do you mix the external opinions and your own?
9-Do you find an end of an edition? When?
10-Can you share the most important tip for the editing process?
11-There are people that investigate a theme and then go to photograph it. And there are other people that shoot first and then made groups of edited work. Do you think are there a difference between this two methods at the time they have to edit their photos? what difference?

William Albert Allard

1- Editing should be a learning process.  By editing out the picture that are not the best you should learn why.

2- I look forward to editing my work.

3- I impose no limits to my editing other than to eliminate the images that simply aren’t good enough.

4- Time is relative.  If you have a lot of work to edit it will take more time probably but not necessarily.  If you’ve done really well in seeing it will take more time to decide the very best.

5- I don’t ask for other opinions.

6- I don’t ask for help from others

7- The whole process is important. There’s no one part that is more or less difficult.

8- I don’t get other opinions.

9 – My edit is over when I’ve made a final selection

10- Learn to be your own toughest critic, don’t depend on other opinions

11- Of course there is a difference between going out with a theme in mind or coming up with some kind of theme based on what you photographed.  It’s two entirely different processes.

Jodi Cobb

1. The editing process is the second-most important part of a photography assignment or project. It is the way to create a narrative or story out of all the disparate photographs. It is just as creative is the photography itself. It is crucial that a photographer show only his or her best work, and a tight edit can create tension, mystery, excitement and energy.

2. I edit in Lightroom, and use a star system. The first edit selects [anything usable, in focus, well composed, etc.] get one star, then the next edit [weeding out duplicates, and choosing between near-frames] gets 2. I give 3 stars to the pictures I will submit to a client for final selection. I give 4 stars to the photographs that will go into stock. And 5 stars to the best of the best. Five stars are reserved for photographs that are the very best, will be in my permanent portfolio, and are the ones I will use for personal work. But it makes it easier to go back and double-check your edit if you keep filtering. And it depends what you are going to do with the photographs. I then make catalog sets of the different kinds of photographs for other possible uses.

3. No limits. 

4.  Time is important. The first edit can be done quickly and immediately. For the final edit, I find that my editing gets better the longer the time after taking the photographs–it cuts out the immediate emotional reactions from the shoot, and lets you react more to the image itself than what you went through to get it. The best pictures tend to stand out better. 

5.  I always need other opinions. I think photographers are not always the best editors of their own work. I need to see how other people–especially experienced photography editors–react. They’ve seen it all, and are honest and forthright in their opinions. Friends and family are less useful for serious editing, although it’s always nice to know what they think. Just don’t base professional decisions on their opinions. 

6. Select your editors carefully. Your family loves you and will love your pictures, too. All of them. Not usually so helpful.

7. Emotions are the most difficult part of editing. One day I love all my photographs, the next day I hate them all. I get emotionally involved with the subjects, which is also difficult to detach from.

8. It is easy to tell when another person’s opinion matches your own, or when you positively respond to it. When you strongly feel they are wrong, then those opinions are wrong for you. But if EVERYONE tells you the same thing, it is generally best to heed those opinions–and you should either embrace or reject that photograph. There is a lot of subjectivity in editing, and you should find an editor that you like to work with, who is honest with you, and whose work you respect and agree with.

9. I used to say that you never really finish a project or story, you just at some point abandon it in despair. But if you feel you are repeating yourself in your pictures, or feel your creativity getting stale, or the project starts to bore you, it is time to move on. Sometimes you only need a couple of photographs, sometimes dozens. The project itself will tell you that. Follow your instincts.

10. Listen to others, but trust yourself. Be open to ideas and suggestions, but pay attention to the source.

11. It depends on the project and its use–is it an assignment for someone else or a personal project? You have to give clients what they need and want, but then surprise them with what you can bring that they never expected.  If it is an assignment, whether commercial or editorial, you must investigate and research in advance. You always need to know what you are looking at, or what you are looking for. But you also must leave room for serendipity. If you are editing for a retrospective or portfolio, that is a different set of criteria. You can group your photographs any way you want, and any way that makes sense. But there must be some thought behind it, some theme or cohesiveness. It can be anything, but it helps to organize the photographs in a way that carries the viewer through the book or project in a way that makes sense to them. Sometimes it is very obvious, but sometimes quite obscure. It doesn’t matter, but it is the foundation that you build on.

John Vink

1- It is an essential second visit to a story, revealing the mistakes, flaws, laziness and other weaknesses of the photographer… It is a period of clarification…

2- With great pleasure and impatience, although the revelation of my flaws and weaknesses, of having made mistakes, of having been lazy can lead to some depressive moments.

3- There are no real limits. The number of pictures in the final edit would be the only one. But if I am lucky and I get an abnormal proportion of good pictures, I am not going to throw those out…

4- I edit very quickly, and now, with digital, as quickly as possible after the takes. It takes me 15 minutes to go through about 150-300 pictures and pick the 4 or 5 which stand out and will be usefull. I extremely rarely have to go back through an edit. The process has changed a little, but not that much, between editing digital and film, becasue the basic principle remains (see #9). What changes is the time (sometimes months with film) between the shoot and the editing. When I was editing film that delay let my mind ‘build’ images I thought I had taken. The disillusion of not finding those images on the contact sheets was so much bigger, and the ensuing depression so much deeper. Maybe that is why I am a happier photographer now with digital…

5-Never. I always was disappointed or disagreed when someone else edited my pictures.

6-No one.

7- Coping with the mistakes I made.

8- That’s the nice thing with not having external opinions: I don’t have to mix… No compromises, except the self-imposed one between form and content.

9- Basically the edit is over after the first time. I might come back to an edit if the usage of the story is on another platform, i.e. when for example I have to do a slideshow of a story which was first intended for something else. But usually the first edit I do is broad enough to cover multiple purposes and then further trimmed down for more specific uses (book, magazine, blog..).

10- See if the graphics/ composition in the picture work well, if the eye is taken to the right spots in the picture and only then check if the picture is relevant to the story. But nevertheless always keep the story in mind. It is really about finding a balance between form (being visually challenging, exciting, innovative, inviting, readable) and content (being relevant, pertinent and possibly clever).

11- I investigate a little before photographing. But not that much, and it really is a fairly superficial investigation. I guess I am more the type of going for it on a general idea and building the story along the way. The ‘discovery’ part is quite motivating.

Rodrigo Abd

The editing process is really important for me. More now, that I am getting older and I have more experience. I used to edit at the end of any project, but now I feel more comfortable to edit as I take pictures. I make a folder and I start throwing the pics that I feel could work. A big folder, so basically I work with that for the final edition.
 For me editing is important because I can think in the narrative of the story. And I love to show that folder not only to photographers, but to my wife, my neighbor, friends, specialists, other journalists, etc. Its amazing the different ideas other people has about your work about a particular image. I nourish all these ideas, but in the end I take the last decision, sometimes in the last minute before sending the work to the AP photo desk.
 Time is very important, because I look that folder as many time I can. And you need time to mature the important ideas that you want to reflect with your work. Its a process were you understand more and more during the development of the story. You also learn about what its more important for you. 
 Also, most of the times, I don’t arrive to a place to develop a photo project with a unique idea of what’s going on there, I learn as taking pictures and interacting with people. Almost every time my first perception of the theme changes a lot after days or months developing the story.
For me, the most difficult decision is when I have to remove good individual  photographs that don’t  add in the best way to the history.
 You know, I am never 100 % happy when I decide to finish a story, I always think that  I need more pictures in order to make a better edition. But I work for a wire service, AP, so my edition, and the dead lines of the editions, are in a way affected or limited by the format that I work. In a way, I am a weird animal inside the agency, because I send a photo story after months of working in it, when most of my colleagues never make a 2 or 3 days story and quickly send it to the wire.
 I think that are different animals regarding the editions.
 You can edit a story that was preconceived from the first moment, even before starting the photographic process in the ground. But you can also photographed a lot in different places and moments and them, sometimes years later, you realize that, unconsciously, you were following an idea and you start editing a different body of work. Those ideas that mature over the time.
 I have no tips really, I am a bad editor, because I have little background, I do not read enough, do not know much about painting, music, visual arts, I am not intellectually qualified to be a good editor.
 Sometimes I have a good idea, a good feeling about the things are important to photograph in the place I am living.
 But probably my tip is to ask so many different people, with different background, about my work. And I absorb the best ideas from the.
 That is my tip.

Acerca de la edición

“Todos son muy amigos pero cuando subís al ring hasta el banquito te sacan¨, Ringo Bonavena (boxeador argentino 1942-1976).

Esa sensación es la que tengo cuando estoy solo editando mi propio trabajo. Después de todo estás solo como cuando hiciste las fotos. El problema es que es más fácil hacer las fotos que editarlas. Al menos para mí. Uno tiene el impulso de tomar las fotos pero editarlas es otro asunto. Necesitas ser frío. Necesitas eliminar dudas. En mi propio caso pido ayuda a otra gente, generalmente colegas, pero algunas veces esto puede complicar la cosa debido a las muy opuestas opiniones. Muchos blogs comentaron que todos tienen cámaras en sus teléfonos y que todos pueden ser fotógrafos. Creo que el aspecto de noticias de actualidad está perdido. Alguien hizo una foto mala, pero la única foto en el lugar y tiempo correcto es la mejor. Pero nosotros tenemos también la narración visual, las historias, algunos temas que necesitan ser contados. Los medios no pueden descansar sólo en el periodismo ciudadano. Hay muy buenos profesionales. Y ellos no sólo son buenos haciendo fotos, sino también editando su trabajo. Atrevidamente pregunté a algunos reputados fotógrafos sobre el proceso de editar su propio trabajo. He editado el trabajo de otros y para mí es más fácil, el problema es con tu propio trabajo.
Las respuestas muestran que el proceso de edición es realmente muy personal y que no hay recetas mágicas. Me sigue siendo muy interesante y provechoso conocer como otros editan.
Hemingway dijo que lo que él escribió es como la parte visible de un iceberg, ustedes saben, la parte más grande está bajo el agua y es invisible. Truman Capote se refirió sobre el trabajo que él hizo para A Sangre Fría: “Construí un roble y lo reduje a su semilla”. Creo que estas citas de la literatura son muy descriptivas de la sensación que tenemos cuando estamos editando nuestras propias fotos si hicimos nuestro trabajo bien.
Hubo algunas amables excusas de algunos de los fotógrafos a los que pregunté. Algunos están muy ocupados o tienen esta clase de preguntas todos los días (perdón por imponerlas otra vez en sus vidas). Unos pocos me contestaron el cuestionario y estoy muy muy agradecido porque sé que están brindando un montón de tiempo valioso a mí, un perfecto desconocido del resto del mundo. He pegado aquí abajo las preguntas y respuestas. Alguna no es punto por punto. Las fotos están linkeadas a los sitios web de los fotógrafos, así todos pueden aprender algo de ellos a través de las fotos en adición a sus respuestas. Pregunté mayormente a fotógrafos de revistas y agencias. Me hubiera gustado tener más respuestas de fotógrafos callejeros, protagonistas del mundo del arte o fotógrafos de periódicos. Pero primero están nuestras familias y el trabajo y este momento del año está lleno de ambos. Así que quizá pueda tener una segunda oportunidad con sus respuestas en el futuro ¿quién sabe?

Estas son mis preguntas

1- ¿Qué significa el proceso de edición para vos?
2- ¿Como encarás tu propio proceso de edición?
3- ¿Qué límites te impones para editar tu propio trabajo?
4- ¿Cuán importante es el tiempo durante el proceso de edición?
5- ¿Cuándo sentís que necesitás la opinión de otros?
6- ¿A cuánta gente (colegas, familia) pedís ayuda para hacer tu edición?
7- ¿Cuál es la parte más difícil al editar tu propio trabajo?
8- ¿Cómo mezclás las opiniones externas con las propias?
9- ¿Sabés cuando terminar tu edición?¿cuándo?
10- ¿Puede compartir el consejo más importante del proceso de edición?
11- Hay gente que investiga un tema y luego va a fotografiarlo. Y hay otra que primero toma las fotos y luego hace una edición de su trabajo ¿Piensa que hay diferencias entre estos dos métodos al momento de editar las fotos? ¿cuáles?

William Albert Allard

1- La edición debe ser un proceso de aprendizaje. Al sacar la foto que no es la mejor vos deberías aprender por qué.

2- Tengo expectativas para editar mi trabajo.

3- No me impongo otro límite para editar que eliminar las imágenes que simplemente no son buenas.

4- El tiempo es relativo. Si tengo mucho trabajo que editar es probable que me tome más tiempo pero no necesariamente. Si lo has hecho realmente bien mirando te puede llevar más tiempo decidirte por lo mejor de todo.

5- No pido opiniones.

6- No pido ayuda de otros.

7- Todo el proceso es importante. No hay una parte que sea mas o menos difícil.

8- No obtengo otras opiniones.

9- Mi edición termina cuando hago la selección final.

10- Aprende a ser tu crítico más difícil, no dependas de otras opiniones.

11- Por supuesto que hay una diferencia entre salir a realizar un tema que tenés en mente que partir de algo que ya fotografiaste. Son dos procesos diferentes.

Jodi Cobb

1- El proceso de edición es la segunda parte más importante del desarrollo de un proyecto fotográfico o de un encargo. Es la forma de crear una narración o historia de un montón de fotografías dispares. Es una labor tan creativa como la fotografía en sí misma. Es crucial que el fotógrafo muestre sólo su mejor trabajo. Y una edición apretada puede crear tensión, misterio, excitación y energía.

2- Edito en Lightroom y uso el sistema de estrellas. La primera selección (lo útil, en foco, bien compuesto, etc) tienen una estrella, luego la siguiente edición (desmalezar duplicados y elegir entre fotos parecidas) recibe dos estrellas. Le dos tres a las fotos que entregaría a un cliente para la selección final. 4 estrellas a las fotografías que van a parar a mi venta de stock o archivo. Y las cinco estrellas están reservadas para las fotos que son lo mejor de lo mejor, las que van a estar en portafolio permanente, y son las que uso para mi trabajo personal. Pero se hace más fácil volver atrás y chequear dos veces tu edición si seguís filtrando. E influye también en qué vas a usar las fotos. Luego hago diferentes catálogos para los diferentes usos que se pueden dar a los grupos de fotos.

3- Sin límites.

4- El tiempo es importante. La primera edición puede hacerse rápida e inmediatamente. Para la edición final, encuentro que mi edición se vuelve mejor cuanto más tiempo pasa desde que hice las fotos. Corta inmediatamente las reacciones emocionales y te deja reaccionar más a la imagen en sí misma que cuando la hiciste. Las mejores fotos tienden a distinguirse mejor.

5- Siempre necesito de otras opiniones. Creo que los fotógrafos no son siempre los mejores editores de su propio trabajo. Necesito ver como otra gente, especialmente editores de fotografía experimentados, reaccionan. Ellos vieron todo y son honestos y directos en sus opiniones. Amigos y familia son menos útiles para la edición en serio. Aunque es siempre agradable conocer lo que piensan. Sólo no basen sus decisiones profesionales en sus opiniones.

6- Seleccione a sus editores cuidadosamente. Tu familia te ama y amará a tus fotos también. A todas. Usualmente no es de mucha ayuda.

7- Las emociones son la variable más difícil durante la edición. Un día amo todas mis fotos, al día siguiente la odio a todas. Me involucro emocionalmente con mis sujetos, lo que es también difícil de separar.

8- Es fácil decir cuando la opinión de otra persona coincide con la tuya, o cuando respondés positivamente a esa opinión. Cuando sentís que ellos están equivocados, luego esas opiniones están equivocadas para vos. Pero si TODOS te dicen la misma cosa, es generalmente mejor atender esas opiniones, y vos deberías o abrazar o rechazar esa fotografía. Hay mucha subjetividad al editar y deberías encontrar a un editor con el que te guste trabajar, quien es honesto contigo y cuyo trabajo respetes y apruebes.

9- Yo suelo decir que uno nunca realmente termina un proyecto o historia, por desesperación en un punto lo abandonás. Pero si sentís que en tus fotos te estás repitiendo o sentís que tu creatividad está estancada o que el proyecto empieza a aburrirte, es tiempo de moverse. Algunas veces sólo necesitás un par de fotos, a veces docenas. El proyecto en sí mismo te lo dirá. Sigue tus instintos.

10- Escucha a otros, pero confía en ti mismo. Sé abierto a ideas y opiniones pero pon atención a la fuente.

11- Depende del proyecto y su uso ¿Es un encargo de alguien más o un proyecto personal? Vos tenés que dar a los clientes lo que necesitan y quieren, pero luego sorprenderlos con algo que ellos no esperaban. Si es un encargo, tanto comercial como editorial, debés investigar y buscar antes. Siempre necesitás saber lo que estás mirando o lo que estás buscando. Pero también debes dejar espacio para los accidentes. Si estás editando retrospectivamente o para un porfolio, es un criterio diferente. Podés agrupar tus fotos en la forma que quieras y de la forma que tengan sentido. Pero debe existir una linea de pensamiento, cierta cohesión. Puede ser cualquier cosa pero ayuda organizar las fotos de forma que lleve al espectador a través del libro o proyecto de forma que tenga sentido para él. Algunas veces es muy obvio, pero otras es bastante oscuro. No importa, es la fundación de algo que construís.

John Vink

1- Es una segunda visita esencial a la historia, revela los errores, las fallas, pereza y otras debilidades del fotógrafo. Es un período de clarificación.

2- Con gran placer e impaciencia, aunque la revelación de mis fallas y debilidades, de haber cometido errores, de haber sido perezoso pueden llevar a momentos depresivos.

3- No hay limites reales. El número de fotos en la edición final es lo único. Pero si estoy con suerte y conseguí una anormal proporción de buena fotos, no voy a tirarlas.

4- Edito bastante rápido, y ahora, con lo digital, tan rápido como posible después de las tomas. Me lleva 15 minutos ir a través de 150-300 fotos y elegir las 4 o 5 que sobresalen y son útiles. Rara vez tengo que ir atrás y revisar la edición. El proceso cambió un poco pero no mucho, entre editar digital y film, porque el principio básico se mantiene (ver 9). Lo que cambia es el tiempo (a veces meses con el film) entre disparar y editar. Cuando editaba film el retraso me permitía “construir” imágenes que yo pensaba había tomado. La desilusión de no encontrarlas en las hojas de contacto era muy grande y la siguiente depresión más grande. Quizá es por eso que soy un fotógrafo más feliz ahora con lo digital.

5- Nunca. Siempre estuve en decepcionado o descontento cuando otro editó mis fotos.

6- Ninguno.

7- Repetirme en los errores cometidos.

8- Eso es lo mejor de no tener opiniones externas. No tengo que mezclarlas, no tengo compromisos, excepto el propio entre forma y contenido.

9- Básicamente la edición es terminada de una vez. Puedo volver a editar si el uso va a ser para otra plataforma, por ejemplo cuando tengo que hacer un slideshow de una historia que fue concebida para otra cosa. Pero usualmente la primera edición que hago es lo bastante amplia para cubrir bastantes propósitos y luego cortarlas para usos más específicos (libro, revista, blog).

10- Ver si lo gráfico/composición en la foto funciona bien, si el ojo es llevado directamente a lo más importante de la foto y sólo luego chequeo si la foto es relevante para la historia. Sin embargo siempre tengo presente la historia en mi mente. Es realmente acerca de encontrar un balance entre forma (ser
desafiante, innovador, excitante, atractivo y legible) y contenido (ser relevante, pertinente y posiblemente claro).

11- Investigo algo antes de fotografiarlo. Pero no mucho, es realmente una investigación superficial. Supongo que soy mas del tipo que va con un idea general y construye la historia en el camino. La parte de descubrimiento es muy motivadora.

Rodrigo Abd

El proceso de edición es realmente importante para mí. Más ahora, que estoy volviéndome más viejo y con más experiencia. Solía editar al final del proyecto, pero ahora me siento más confortable editando a medida que voy tomando fotos. Creo una carpeta y empiezo a tirar fotos que siento pueden funcionar. Una gran carpeta, así básicamente trabajo con eso para la edición final. Para mí editar es importante porque puedo pensar en la narración de la historia. Y me encanta mostrar esa carpeta no sólo a fotógrafos sino a mi esposa, mis vecinos, amigos, especialistas, otros periodistas, etc. Es increíble la diferentes ideas que la gente tiene sobre tu trabajo o una imagen en particular. Me alimento de todas esas ideas, pero en el final tomo la última decisión, algunas veces en el último minuto antes de enviar el trabajo al escritorio de Associated Press.
El tiempo es importante, por eso miro esa carpeta tantas veces como pueda. Y necesitás tiempo para madurar las ideas más importantes que querés reflejar en tu trabajo. Es un proceso donde entendés más y más el desarrollo de la historia. También aprendés sobre qué es más importante para vos.
También, la mayoría de las veces, no llego a un lugar para revelar un proyecto fotográfico con una única idea de lo que está pasando ahí. Aprendo mientras tomo las fotos e interactúo con la gente. Casi siempre mi primera percepción del tema cambia un montón después de días o meses de desarrollada la historia.
Para mí, la parte más difícil es cuando tengo que sacar buenas fotos individuales que no encajan bien en la historia.
Nunca estoy 100% feliz cuando decido terminar una historia, siempre pienso que necesito más fotos para hacer una mejor edición. Pero trabajo par aun servicio de cable, AP, así que mis ediciones, por las fechas de entrega de las ediciones, son en algún modo afectadas o limitadas por el formato en que trabajo. En algún modo soy un animal raro dentro de la agencia, porque envío fotos de historias después de meses de trabajo en ellas, cuando la mayoría de mis colegas hacen historias de de dos o tres días y rápidamente las envían por el servicio de cables.
Creo que hay diferentes especies en lo que respecta a la ediciones.
Podés editar una historia que fue preconcebida desde el primer momento, aún antes de empezar el proceso fotográfico in situ. Pero uno también fotografía un montón en diferentes lugares y momentos y ellos, varios años después, te das cuenta que, inconscientemente, estuviste siguiendo una idea y empezás a editar un cuerpo de trabajo diferente. Esas ideas maduran con el tiempo.
No tengo recomendaciones realmente, soy un mal editor, porque tengo muy poco background, no leo much, no conozco mucho sobre pintura, música o artes visuales, no soy intelectualmente calificado para ser un buen editor.
A veces tengo un buena idea, una buena sensación sobre las cosas que son importantes de fotografiar en el lugar donde vivo.
Pero probablemente mi consejo es preguntar a mucha gente, con diferentes conocimientos, sobre mi trabajo. Y luego absorber las mejores ideas de ellos.
Ese es mi consejo.

Advertisements

~ by hernanzenteno on December 17, 2011.

2 Responses to “On editing”

  1. Editing begins the moment you decide to take a picture. When you point the camera at the subject you crop out almost the entire universe and focus on a very specific situation. You also agree to accept or impose certain conditions such as the light and the activity (or non-activity) of the subject. It seems to me that any editing you do after this, however important, is relatively minor.

    Like

  2. […] On Editing (various photographers) (Hernan Zenteno blog) […]

    Like

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Google photo

You are commenting using your Google account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

Connecting to %s

 
%d bloggers like this: